top of page
  • Foto del escritorIsrael Rangel

Inversión en mercado de valores o fintech desde Mexico - Lo básico y recomendaciones generales



Invertir (inclusive online) puede parecer una perspectiva intimidante al principio. Con tantas acciones, bonos, divisas, productos básicos e inversiones alternativas, es difícil saber por dónde empezar. Invertir es el proceso de gastar dinero en un esfuerzo financiero, con el objetivo de obtener un beneficio. La inversión se confunde a menudo con el comercio, que es una forma de inversión, pero que típicamente requiere educación y disciplina para tener éxito.


Si estás considerando empezar a invertir tu dinero, aquí te brindamos algunos pasos y recomendaciones a seguir:

  1. Establece tus objetivos: Antes de empezar a invertir, es importante que tengas claros tus objetivos financieros a largo plazo. ¿Estás ahorrando para la jubilación? ¿Quieres ahorrar para un pago inicial de una casa? ¿Estás buscando generar ingresos adicionales? Entender tus objetivos te ayudará a determinar qué tipo de inversiones son adecuadas para ti.

  2. Crea un presupuesto: Antes de invertir, debes asegurarte de tener un presupuesto establecido y vivir dentro de tus posibilidades. Debes asegurarte de tener un fondo de emergencia que cubra tus gastos durante varios meses en caso de una emergencia financiera.

  3. Aprende sobre inversiones: Antes de invertir, es importante que entiendas los conceptos básicos de la inversión, como los diferentes tipos de activos en los que puedes invertir y los riesgos asociados a cada uno. Puedes leer libros, tomar cursos en línea o hablar con un asesor financiero.

  4. Decide el tipo de inversión: Hay muchas opciones de inversión, desde acciones y bonos hasta fondos mutuos y ETF. Es importante entender las diferencias entre ellas para tomar una decisión informada.

  5. Abre una cuenta de inversión: Una vez que hayas decidido qué tipo de inversión quieres hacer, necesitarás abrir una cuenta de inversión con una empresa de corretaje o una empresa de inversión.

  6. Invierte de forma regular: Para maximizar tus posibilidades de éxito, debes invertir de forma regular, ya sea en una cantidad fija cada mes o a través de un plan de inversión automático.

Recuerda que invertir siempre conlleva riesgos, y es importante que no inviertas más de lo que puedes permitirte perder. Es recomendable buscar asesoramiento financiero profesional antes de realizar cualquier inversión.

Dicho esto, existen algunas estrategias generales que pueden ayudar a los inversores a maximizar sus posibilidades de obtener buenos rendimientos a mediano plazo. Algunas de ellas incluyen:

  1. Diversificar: En lugar de invertir en una sola acción, es recomendable diversificar la cartera invirtiendo en varias acciones de diferentes sectores, lo que ayuda a reducir el riesgo.

  2. Investigar: Antes de invertir en una acción, es importante investigar la empresa y el sector en el que opera, así como el rendimiento histórico de la acción.

  3. Tener paciencia: Aunque el mercado de valores puede ser volátil a corto plazo, tiende a aumentar en el largo plazo. Es importante ser paciente y mantener una perspectiva a largo plazo.

  4. Considerar fondos mutuos o ETFs: Si no tiene experiencia en la inversión individual de acciones, puede considerar invertir en fondos mutuos o ETFs que le permiten invertir en una canasta diversificada de acciones.

Sin embargo, se reitera que siempre es importante tener en cuenta que los mercados de valores conllevan riesgos y las inversiones pueden tener un riesgo significativo de pérdida de capital. Siempre es recomendable buscar asesoramiento financiero profesional antes de realizar cualquier inversión.


FONDOS MUTUOS Y ETFs ¿ que son ?

Los fondos mutuos y los ETF (Exchange Traded Funds) son vehículos de inversión que permiten a los inversores invertir en una cartera diversificada de acciones, bonos u otros activos, con el objetivo de lograr una rentabilidad a largo plazo. A continuación, te explico brevemente qué son estos fondos:

  1. Fondos mutuos: Los fondos mutuos son un tipo de fondo de inversión en el que los inversores compran participaciones, y el dinero se invierte en una cartera de activos seleccionada por el administrador del fondo. Los fondos mutuos son administrados por empresas de gestión de fondos, y la cartera del fondo se compone de una variedad de activos, como acciones, bonos y efectivo. Los inversores pueden comprar y vender participaciones del fondo a través de la empresa de gestión de fondos.

  2. ETFs: Los ETF son fondos negociados en bolsa, que también invierten en una cartera de activos diversificada. Sin embargo, los ETF se negocian en bolsa como una acción, lo que significa que los inversores pueden comprar y vender acciones del ETF en cualquier momento durante el horario de negociación de la bolsa. Los ETF también tienen un costo de operación más bajo que los fondos mutuos y generalmente siguen un índice de referencia específico.

Tanto los fondos mutuos como los ETF ofrecen a los inversores una forma diversificada de invertir en una variedad de activos, lo que ayuda a reducir el riesgo. También son administrados por profesionales de inversión y ofrecen a los inversores la posibilidad de invertir en una cartera diversificada sin la necesidad de comprar y administrar activos individuales por su cuenta.


TIPOS DE INVERSIONES Y SUS FORMAS ONLINE

Hay muchos activos en los que se puede invertir online, así como hay muchos tipos diferentes de inversionistas. Los diferentes activos pueden acarrear niveles de riesgo más altos o más bajos, ser más adecuados para la inversión a corto o largo plazo, requerir más o menos experiencia y ofrecer rendimientos potenciales más rápidos o más lentos. Echemos un vistazo a algunas de las opciones de inversión más populares:

  • Acciones. Las acciones (o participaciones) son el nombre que se da a una inversión que implica apostar por el crecimiento de la valoración de una empresa; es una de las formas más conocidas y sencillas de invertir. Las acciones pueden ser compradas o vendidas como inversiones a corto o largo plazo. Al comerciar con participaciones de una empresa, se apuesta a que la fortuna de esa empresa mejore (comprando a largo) o empeore (vendiendo a corto). Puede utilizar el apalancamiento para aumentar su riesgo y su recompensa potencial.

  • Productos básicos. La inversión en productos básicos implica apostar por el precio de activos como el oro, la plata, el petróleo, el trigo, el maíz o la criptomoneda. El objetivo de este tipo de inversión es comprar un contrato de uno de estos productos básicos a un precio atractivo, y luego venderlo a un precio más alto para obtener una ganancia. Al comerciar productos básicos online, se obtiene acceso a los mercados mundiales, lo que le permite comerciar sin necesidad de un gran volumen de fondos.

  • Forex. El comercio en Forex (o divisas) es la conversión de una moneda fiduciaria en otra. El objetivo del comercio en divisas es cambiar una moneda por otra, con la esperanza de obtener un beneficio de los cambios de precio. Las inversiones en Forex suelen realizarse en plazos más cortos, ya que se apuesta por la fluctuación de una divisa contra otra en lugar de, por ejemplo, invertir en el futuro de una gran empresa.

  • Bonos. Los bonos son inversiones de renta fija en las que un inversionista emite un préstamo a un prestatario, normalmente una empresa o un gobierno, y el prestatario utiliza ese capital para financiar proyectos y operaciones. Cuando se invierte en bonos, se sabe de antemano cuándo se pagará el capital del préstamo al propietario del bono. También sabrá si el prestatario debe pagarle en base a términos de interés variable o fijo, más la tasa de esos términos. Los bonos se encuentran entre las opciones de inversión más seguras, de menor riesgo y menos agresivas disponibles.

  • Bienes raíces. Los activos inmobiliarios como casas, edificios de oficinas y granjas no existen online, pero la mayoría de los procesos que implica la inversión en ellos se pueden llevar a cabo allí. La inversión en bienes raíces requiere plazos más largos, ya que los precios no son tan volátiles como la mayoría de los otros vehículos de inversión. Más allá de la simple compra de una propiedad individual, también se puede invertir en cestas de bienes raíces mediante la posesión de participaciones en un Grupo de Inversión en Activos Inmobiliarios (REIT, por sus siglas en inglés). Muchos REIT pueden ser comercializados como acciones.

  • Fondos mutuos. Los fondos mutuos están dirigidos por profesionales experimentados que seleccionan cestas de acciones dependiendo de la estrategia establecida por el fondo. Si le gustan los beneficios potenciales del mercado de valores pero no quiere poner todos sus recursos en un solo lugar, los fondos mutuos pueden darle sentido a sus objetivos de inversión. Las estrategias de estos fondos pueden incluir el crecimiento (elegir las acciones con el mejor potencial de crecimiento), el valor (elegir las acciones que podrían estar infravaloradas), la gran capitalización (gigantes como Apple y Amazon) o la pequeña capitalización (empresas más pequeñas con una ganancia importante).

  • Fondo de inversión cotizado. Un fondo de inversión cotizado (ETF, por sus siglas en inglés) le permite invertir online en un gran número de acciones a la vez. Los ETF se comportan de manera muy similar a las acciones, fluctuando en el precio a lo largo del día (los fondos mutuos sólo se negocian una vez al día, después de que el mercado cierra). Al igual que los fondos mutuos, los ETF a menudo vienen en temas, lo que le permite centrarse en las inversiones de diferentes sectores, tal como la tecnología, la atención de la salud y la energía.

  • Fondos indexados. Los fondos indexados le permiten imitar el rendimiento de un índice del mercado financiero, tal como el S&P 500. De esta manera, usted sigue una estrategia de inversión más fácil y más pasiva, en la que simplemente apuesta al mercado general para que suba con el tiempo. Puede comprar un fondo indexado a través de su cuenta de corretaje online, con gastos y comisiones más bajos que la mayoría de los fondos mutuos.

  • Cuentas de ahorro. El vehículo de inversión más conocido y fácil de entender, las cuentas de ahorro online simplemente requieren que usted entregue su dinero a un banco, y que luego recoja las ganancias en base a una tasa de interés anual establecida. Las cuentas de ahorros son especialmente útiles cuando el mercado de valores está en una tendencia descendente. La desventaja de una cuenta de ahorros es que los rendimientos apenas pueden cubrir los aumentos anuales del costo de vida, y usted podría estar perdiéndose de mayores rendimientos cuando las acciones, los productos básicos y otros vehículos de inversión tienen una tendencia al alza.

  • Apuesta a margen. La apuesta a margen (spread betting) es un vehículo de inversión que permite especular sobre el movimiento de pares de activos (como forex o las materias primas), sin necesidad de realizar transacciones en el mercado. La apuesta a margen consiste en tres componentes principales: el diferencial del instrumento con el que se está operando, la dirección de la operación y el tamaño de la apuesta hecha por el operador. Es una estrategia de inversión más arriesgada y a más corto plazo que la mayoría de las otras que se describen aquí.

  • Asesores y robots financieros. Si no tiene el tiempo o la voluntad de investigar las mejores opciones de inversión, un asesor financiero puede hacerlo por usted. Los asesores financieros son profesionales que sugieren y ofrecen servicios financieros a los clientes en base a su situación y objetivos financieros. Los robots financieros siguen el mismo principio general, excepto que las decisiones de inversión se toman basándose en modelos informáticos, y los robots financieros más avanzados a veces utilizan inteligencia artificial para guiar las decisiones de inversión. Típicamente encontrará estos robots en una aplicación financiera o en un sitio web.

  • Robots. Un robot comercial es un programa de computadora basado en un conjunto de señales comerciales que ayuda a determinar qué inversiones se deben realizar y en qué momento. Por ejemplo, un robot de comercio de Forex decidirá si compra o vende un par de divisas en un momento dado. Mientras que los robots de comercio quitan la emoción humana de las inversiones (a menudo algo bueno, dado que la avaricia y el miedo a veces pueden gobernar nuestras decisiones de inversión), los escépticos de la tecnología avanzada podrían querer entrar en esta estrategia con precaución, ya que las decisiones se toman fuera de sus manos. Tenga en cuenta que muchos de los programas informáticos que existen podrían no dar resultados consistentes.

  • Criptomonedas. Invertir en criptomonedas implica ciertos riesgos que es importante tener en cuenta antes de decidir invertir. Algunos de los riesgos más comunes son los siguientes:

    1. Volatilidad: El valor de las criptomonedas puede fluctuar significativamente en un corto período de tiempo debido a factores como la oferta y la demanda, la especulación y la regulación. Esto puede hacer que los inversores experimenten grandes ganancias o pérdidas en un corto período de tiempo.

    2. Seguridad: Las criptomonedas pueden ser vulnerables a la piratería informática y a los robos. Si una persona o un intercambio pierde acceso a sus criptomonedas, es posible que no puedan recuperarlas.

    3. Regulación: Las criptomonedas no están reguladas de la misma manera que los activos tradicionales, lo que significa que están sujetas a cambios regulatorios y a la incertidumbre regulatoria. Esto puede tener un impacto en el valor y la aceptación de las criptomonedas.

    4. Adopción limitada: Aunque cada vez más personas están adoptando las criptomonedas como una forma de pago, todavía hay una adopción limitada en comparación con las monedas tradicionales. Esto puede limitar el uso y la aceptación de las criptomonedas, lo que a su vez puede afectar su valor.

Es importante tener en cuenta que invertir en criptomonedas es una forma de inversión de alto riesgo. Antes de invertir, es recomendable hacer una investigación exhaustiva, entender los riesgos asociados con las criptomonedas y asegurarse de que se está invirtiendo sólo una cantidad de dinero que se puede permitir perder.


En México, hay varios instrumentos financieros disponibles para los inversionistas. A continuación, se detallan algunos de los instrumentos financieros más típicos en México:

  1. Acciones: Las acciones son títulos que representan una parte de la propiedad de una empresa. Los inversionistas pueden comprar y vender acciones en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y obtener ganancias a través de la apreciación del precio de las acciones y el pago de dividendos.

  2. Bonos: Los bonos son títulos de deuda emitidos por empresas o el gobierno. Los inversionistas pueden comprar y vender bonos en la BMV y obtener ganancias a través de los intereses pagados por los bonos.

  3. Fondos de inversión: Los fondos de inversión son vehículos de inversión que reúnen el dinero de varios inversionistas y lo invierten en una cartera diversificada de activos, como acciones, bonos y otros valores. Los inversionistas obtienen ganancias a través del rendimiento del fondo.

  4. Fideicomisos de inversión en bienes raíces (FIBRAS): Las FIBRAS son instrumentos de inversión que se enfocan en la adquisición y administración de bienes raíces, como oficinas, centros comerciales y hoteles. Los inversionistas obtienen ganancias a través del rendimiento de la inversión en bienes raíces.

  5. Derivados: Los derivados son instrumentos financieros que se basan en el valor de otros activos, como acciones, bonos o commodities. Algunos ejemplos de derivados son los futuros, opciones y swaps. Los inversionistas pueden utilizar los derivados para protegerse de riesgos o especular sobre el movimiento futuro del precio de los activos.

  6. CETES: Los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes) son instrumentos de inversión de renta fija emitidos por el gobierno mexicano a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Los Cetes son considerados uno de los instrumentos más seguros y confiables de inversión en México debido a que cuentan con el respaldo del gobierno federal. Los Cetes son títulos de deuda con plazos que van desde 28 a 364 días, y se emiten mediante subastas realizadas por el Banco de México. Estos instrumentos financieros son utilizados por el gobierno para financiar sus actividades y proyectos, y son una forma en que el público puede invertir en la economía del país. Los Cetes pagan intereses a una tasa fija, que se establece en la subasta correspondiente, y los intereses se calculan sobre el valor nominal del título. Los inversionistas pueden comprar y vender Cetes en el mercado secundario a través de una casa de bolsa, y su rendimiento es variable en función del precio al que se compren y vendan. Los Cetes son considerados una inversión de bajo riesgo y baja rentabilidad, pero son una buena opción para aquellos inversionistas que buscan un instrumento seguro y estable para invertir su dinero. Además, los Cetes son una forma de diversificar la cartera de inversiones, ya que son independientes del desempeño de otros mercados financieros, como el de las acciones o los bienes raíces.

  7. UDIS: Las UDIS (Unidades de Inversión) son una unidad de cuenta que se utiliza en México para ajustar el valor de las obligaciones financieras, como los créditos hipotecarios, los salarios y las rentas, a la inflación. Las UDIS se crearon para proteger el poder adquisitivo de los ahorros y las inversiones en un entorno de inflación alta y volátil. Las UDIS se pueden utilizar como instrumento de inversión, pero es importante tener en cuenta que su rentabilidad está vinculada a la inflación. En general, las UDIS suelen rendir más que los instrumentos de inversión de renta fija convencionales, como los Cetes y los bonos, pero su rendimiento puede ser volátil y estar sujeto a fluctuaciones de la inflación. Por lo tanto, si se está considerando invertir en UDIS, es importante comprender que este tipo de inversión está diseñado para proteger el poder adquisitivo de los ahorros y las inversiones, más que para generar altos rendimientos. En general, las UDIS pueden ser una opción conveniente para aquellos inversionistas que buscan proteger sus ahorros e inversiones de la inflación, pero no son una opción adecuada para aquellos que buscan altos rendimientos en el corto plazo.


¿ QUE ES Y PARA QUE SIRVE UN BROKER FINANCIERO ?

Un broker financiero es una persona o empresa que actúa como intermediario entre los inversores y los mercados financieros. Su función es proporcionar a los inversores acceso a una variedad de instrumentos financieros, como acciones, bonos, fondos mutuos, opciones y futuros, y asesorar a los inversores sobre cómo invertir su dinero.


Los brokers financieros ofrecen servicios como la ejecución de órdenes de compra y venta de valores, la investigación y el análisis de los mercados financieros, la gestión de cuentas y la asesoría sobre estrategias de inversión. Además, pueden ofrecer herramientas de análisis y gráficos de precios para ayudar a los inversores a tomar decisiones informadas sobre sus inversiones.


Los brokers financieros pueden trabajar de diferentes maneras. Algunos actúan como corredores, comprando y vendiendo valores en nombre de sus clientes. Otros actúan como asesores de inversión, proporcionando recomendaciones de inversión a sus clientes y gestionando sus carteras de inversión.


En general, los brokers financieros son una herramienta esencial para los inversores, ya que proporcionan acceso a los mercados financieros y pueden ayudar a los inversores a tomar decisiones informadas sobre cómo invertir su dinero. Es importante que los inversores investiguen y elijan un broker financiero confiable y experimentado que pueda proporcionar el nivel de servicio que necesitan. Es muy importante recordar el investigar muy bien estos brokers en foros y paginas especializadas del tema, ya que como en todo, hay muchas apps y brokers financieros fraudulentos, donde prometen ganancias fáciles y exorbitantes donde solo estafan a las personas, mucho cuidado.


A estas alturas, ya tiene una amplia visión de cómo invertir. Aquí están los puntos clave a recordar:

  • Asegúrese de sus presupuestos. Asegúrese de que la cantidad que invierta no exceda sus recursos – no querrá terminar endeudado.

  • Establezca objetivos y estrategia. Asegúrese de que la estrategia de inversión que está siguiendo se ajuste a sus objetivos de inversión y a su tolerancia al riesgo.

  • Apéguese a un plan de inversión lógico, en lugar de reaccionar a las emociones. Si sigue un plan sólido, estará mejor equipado para comprender sus errores y mejorar a medida que avance.

  • Si las condiciones del mercado cambian, tenga un plan de cómo reaccionar. Cuando los mercados financieros suben o bajan, no deje que le arrastren por el camino. Puede y debe tomar decisiones teniendo en cuenta las condiciones del mercado.

IMPUESTOS POR RENDIMIENTOS ¿ COMO APLICAN ?

En general, los rendimientos generados por una inversión están sujetos a impuestos. La forma en que se gravan los rendimientos de inversión depende de varios factores, incluyendo el tipo de inversión, el período de tiempo durante el cual se mantuvo la inversión y el país en el que se encuentra el inversor.


Por ejemplo, en los Estados Unidos, los rendimientos de inversiones como acciones y fondos mutuos se gravan como ganancias de capital a largo plazo si se mantienen durante más de un año y como ganancias de capital a corto plazo si se mantienen durante un año o menos. Las ganancias de capital a largo plazo suelen estar sujetas a una tasa de impuestos más baja que las ganancias de capital a corto plazo. Además, los ingresos generados por intereses y dividendos también están sujetos a impuestos.

Es importante que los inversores consulten con un profesional de impuestos o un asesor financiero para determinar cómo se aplican las leyes fiscales a sus inversiones específicas y cómo pueden minimizar su carga tributaria de manera legal.


En México, las inversiones en la bolsa de valores están sujetas a ciertos impuestos. A continuación se detallan los impuestos que se aplican a las inversiones en la bolsa de valores:

  1. Impuesto sobre la renta (ISR): Los rendimientos generados por las inversiones en la bolsa de valores están sujetos a impuestos sobre la renta. El ISR se calcula sobre las ganancias obtenidas y se aplica de forma progresiva según la tasa de impuestos que corresponda al contribuyente.

  2. Impuesto al valor agregado (IVA): El IVA se aplica a las comisiones que se pagan a los intermediarios financieros (como los corredores de bolsa) por la realización de transacciones en la bolsa de valores. Actualmente, la tasa de IVA en México es del 16%.

  3. Impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS): Este impuesto se aplica a las operaciones bursátiles, como la compra y venta de acciones, opciones y futuros. La tasa del IEPS varía según el tipo de operación.

Es importante destacar que la regulación fiscal en México está sujeta a cambios frecuentes, por lo que es importante que los inversores consulten con un asesor financiero o un profesional de impuestos para obtener información actualizada sobre cómo se aplican los impuestos a sus inversiones específicas en la bolsa de valores.


Esperamos que esta información te ayude para poder tomar decisiones si estas dispuesto a invertir y de acuerdo a lo que estas buscando como ya se dijo.


Según la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera de México (ENIF) 2018, el 47.9% de los adultos en México tiene una cuenta de ahorro, y el 25.3% tiene alguna forma de inversión financiera. Las formas más comunes de inversión financiera en México son los depósitos a plazo fijo (14.7%), las cuentas de inversión en la bolsa de valores (3.3%), los fondos de inversión (3.3%) y los seguros de ahorro (2.4%). También se encontró que el 74.8% de los adultos en México ahorra en efectivo en casa.


En comparación con otros países de la región, México está por encima del promedio en términos de inclusión financiera, pero aún hay un gran margen de mejora. Por ejemplo, según la encuesta de Global Findex 2017 del Banco Mundial, el 37% de los adultos en América Latina y el Caribe tiene una cuenta de ahorro, mientras que el 21% tiene alguna forma de inversión financiera.


En general, es importante fomentar la educación financiera y la cultura de inversión en México para que más personas puedan aprovechar los beneficios de las inversiones y aumentar su bienestar financiero a largo plazo. RECUERDA: NO HAY DINERO FACIL.



TEMA RELACIONADO QUE TE PUEDE INTERESAR : CRIPTOMONEDAS, USO Y RIESGOS EN MÉXICO


B2B_ TU NEGOCIO. NUESTRAS IDEAS. RESULTADOS :)

132 visualizaciones0 comentarios
bottom of page